El hispano que formó un millonario imperio con centros de detención para niños indocumentados

El hispano que formó un millonario imperio con centros de detención para niños indocumentados

El hispano que formó un millonario imperio con centros de detención para niños indocumentados
“Casa Padre”, un Walmart que fue habilitado como albergue, es parte del emporio de Sánchez.

Juan Sánchez tuvo una infancia complicada, vivió en una casa con dos habitaciones y a veces no tenía cama para dormir, pero conforme creció logró avanzar económicamente, gracias a sus estudios, que incluyen un doctorado en educación de Harvard.

Ahora este hombre es millonario, pero gracias –en gran medida– a la desgracia de otros, de niños inmigrantes que son detenidos por el gobierno de Estados Unidos y, muchos de ellos, separados de sus familias.

Un extenso reportaje del New York Times cuenta la historia de Sánchez, donde destaca cómo inició una organización “sin fines de lucro” en Texas, la misma que le permitió construir su imperio.

Su organización, Southwest Key Programs, alberga a más niños inmigrantes que cualquier otro en la nación. Los contratos del gobierno lograron que “El Presidente”, como él mismo se apoda, se enriqueciera. Sólo el año pasado recibió $1.5 millones de dólares como director ejecutivo de su asociación.

El grupo “ha acumulado $1,700 millones en subvenciones federales en la última década, incluidos $626 millones solo en el último año”, reveló el Times.

Sánchez aprovechó la crisis migratoria y defiende lo que hace, pero la legalidad de su asociación es cuestionada.

“La organización ha dejado un registro de gestión descuidada y posibles irregularidades financieras, según docenas de entrevistas y un examen de documentos”, indicó el Times. “Ha acumulado decenas de millones de dólares de los contribuyentes con poca supervisión del gobierno y, posiblemente, comprometido con los altos ejecutivos”.

El despunte de Sánchez fue durante la era de Barack Obama, con los niños enviados solos a la frontera, pero durante el gobierno del presidente Donald Trump ha aprovechado muy bien la situación al recibir a los infantes… y el dinero del gobierno federal.

Southwest Key alberga hasta 5,000 niños en sus 24 refugios, incluido un polémico Walmart. Sánchez ha ganado más dinero que su contraparte de la Cruz Roja y defendió su labor.

“Hay todos estos niños, están en la frontera, están detenidos”, dijo. “¿Cómo podemos hacer esto tan rápido como podamos para que podamos comenzar a servir a esos niños?”

Southwest Key tiene empresas con fines de lucro (construcción, mantenimiento, servicios de alimentos) que ha canalizado el dinero a la organización benéfica a través de altas tarifas de administración y le ayuda a eludir los límites del gobierno para el pago de ejecutivos, reportó el Times.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *