El milagro de los Criollos en la Serie del Caribe

El milagro de los Criollos en la Serie del Caribe

El equipo arribó hoy tras ganar el campeonato de la Serie del Caribe

Carolina. – Conscientes de que un título en el béisbol no cambia el rumbo de un país, los Criollos de Caguas sí tienen muy claro que la conquista del campeonato por segundo año consecutivo en la Serie del Caribedebe servir de inspiración y como un modelo de recuperación para los puertorriqueños, tras la secuela que trajo para la isla el huracán María.

En esencia ese fue el sentir de los miembros del conjunto que pusieron en alto el nombre de Puerto Rico por una semana durante el clásico caribeño que se celebró en el estadio Charros de Jalisco en Guadalajara, México.

Ayer, las autoridades gubernamentales y deportivas le dieron un cálido recibimiento a los bicampeones Criollos a su llegada al aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín de Isla Verde, unas 12 horas después de coronarse durante la madrugada del viernes al venir de atrás para vencer 9-4 a las Águilas Cibaeñas de República Dominicana, quienes contaron con la dirección del boricua, Lino Rivera, en el juego final.

Los integrantes de los Criollos no pudieron desligar su triunfo en México de la cruda realidad que se está viviendo en el país. Por eso la celebración, más que por el triunfo en el terreno de juego, tuvo también un sabor especial para los jugadores y directivos del equipo y de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC), cuyo torneo estuvo en riesgo de no celebrarse durante el invierno por los estragos causados por el huracán.

Caguas, por ejemplo, mudó sus partidos a Gurabo por los daños en el estadio Yldefonso Solá Morales.

Jugaron de día en un torneo abreviado a 18 partidos en la fase regular.

“Siempre digo que el deporte une al pueblo y eso fue lo que sucedió este año. Damos gracias al municipio de Gurabo que nos acogió como si estuviéramos en nuestra casa. No he ido al estadio pero he visto las fotos, y sabemos que como Puerto Rico se va a levantar, Caguas también”, dijo el dirigente de los Criollos, Luis Matos, en alusión al Solá Morales. “El mensaje es que el milagro se dio desde que decidieron que iba a haber temporada (de la LBPRC). Y el milagro terminó la noche de ayer (jueves) con ese campeonato para toda la fanaticada puertorriqueña”, agregó.

El pasado año, los Criollos se consagraron en el certamen celebrado en Culiacán, también en suelo mexicano, y dicho triunfo tuvo un significado muy especial deportivamente hablando. Fue el primer cetro de Puerto Rico en ese clásico tras 17 años sin ganarlo. El título de 2018 tuvo un significado adicional.

“Queremos decir que este equipo dio un vivo ejemplo de lo que estamos viviendo después del huracán. Estos muchachos no se quitaron y esa es la fe y la esperanza que les queremos llevar. Que no se quiten, que Puerto Rico se va a levantar. Sabemos que tenemos mucho trabajo, pero lo vamos a lograr”, continuó Matos, segundo dirigente en la historia en lograr cetros consecutivos en torneos caribeños, y primero en 60 años desde Napoleón Reyes, con Cuba, en 1957 y 1958.

Uno de los que le vio un especial valor al campeonato, especialmente a lo que ocurrió en el último partido cuando los Criollos cayeron abajo 4-1 y perdían aún al llegar la séptima entrada, fue el receptor y héroe del juego de campeonato, Jonathan Morales.

Nunca se rindieron

“Ha sido el camino un poquito difícil, ya que María nos azotó. Cuando estábamos en ese juego final, que estábamos abajo, yo pensaba en las cosas que estamos pasando en nuestro país, y yo sabía que íbamos a ganar, que Dios tenía algo para nosotros planeado (sic). Y demostró eso. Que tenía algo planeado (sic). Nosotros estábamos abajo, y viramos el juego”, dijo el receptor arroyano recordando el cuadrangular con dos compañeros a bordo que conectó en el séptimo inning, y que le dio ventaja a Caguas 6-4.

Morales fue también el héroe ofensivo en el juego del campeonato de 2017, cuando en la décima entrada conectó un elevado de sacrificio que impulsó la única carrera en el triunfo de Caguas 1-0 sobre el anfitrión, México. Entretanto, el propietario de los Criollos, Raúl Rodríguez, destacó que el estado en que quedó el país fue, tal vez, el motor que impulsó a los jugadores a dar un extra.

“Creo que fue importante que ellos sintieran la importancia que tenía este torneo para Puerto Rico y para todos ellos. Por eso digo que ellos son los héroes”, dijo Rodríguez, mientras una de las funcionarias presentes en el recibimiento de ayer, la secretaria del Departamento de Recreación y Deportes, Adriana Sánchez Parés, alabó el esfuerzo de los componentes de la liga para celebrar la pasada temporada invernal.

“Vemos el esfuerzo que hicieron y cómo se reinventaron para que la liga se diera y pudiéramos tener una representación (en México). Todos los puertorriqueños tenemos que emular esas características”, señaló la licenciada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *