El tequila no se toma con limón y sal: Errores que has cometido toda tu vida al echarte un tequilita

El tequila no se toma con limón y sal: Errores que has cometido toda tu vida al echarte un tequilita

El tequila no se toma con limón y sal: Errores que has cometido toda tu vida al echarte un tequilita

El tequila es tan representativo de la cultura en México que si jamás te has echado un caballito mientras escuchas a Vicente Fernández no te puedes llamar mexicano. ¿Pero qué creen? Les tengo una mala noticia: lo hemos estado haciendo mal todo este tiempo, sí, los mexicanos tomamos el tequila de forma incorrecta y aquí un experto en bebidas, Ernesto Garza, nos explica por qué:

#1 ¿El tequila no se toma de un sólo trago?

Bueno pues echarte un tequilita aplicando la de “arriba pa’ bajo al centro y pa’ dentro” no es muy recomendable. Tomar el tequila de un sólo golpe es algo que todos, TO-DOS hemos hecho desde siempre y que hasta en las películas de Pedro Infante nos enseñaron a tomarlo así.

El sommelier Ernesto Garza, nos explicó que esta forma tan tradicional de tomarnos el tequila no es que sea incorrecta, sólo que no se recomienda, pues si te tomas el tequila de un sólo trago jamás apreciarás ni disfrutarás su delicioso olor.

“La persona que sabe tomar y apreciar un buen destilado lo toma a besos, a pequeños sorbos, lo prueba, lo paladea y disfruta todas las sensaciones que da el tequila”.

Lo vas chiquiteando, como se dice por ahí, para que disfrutes su sabor y su olor. Ya que si te gusta quedar con la garganta más ardiente cual echa fuegos de semáforo, está bien, es cuestión de gustos.

#2 No se recomienda tomarlo en caballito

¡¿Que qué?! Sí, otra de los “errores” que todos hemos cometido al tomarnos un tequila en las fiestas, es que nos lo sirven en un vasito chaparrito y pequeñito llamado “caballito”. Esto igual tiene que ver con el punto anterior, el caballito no ayuda para nada a disfrutar el sabor y el olor del tequila por su misma forma.

“Las películas nos enseñaron a embrutecernos con el tequila y no es que estemos equivocados, pero no se recomienda tomar el tequila en caballito pues se aprecia el sabor pero se pierde el olor”, nos explicó el experto sommelier.

Hay copas especializadas para beber el tequila, como la marca Riedel que tiene una copa exclusiva para degustar esta bebida mexicana.

Hay otras que también pueden funcionar como la copa de para jeréz, para vino blanco o la de coñác.

El punto es que con su forma de globo pequeño y la boca cerrada, debe ampliar la gama aromática del tequila. Entre más aromas aprecies, puedes disfrutarlo mejor.

Con el caballito colocas la cara y la posición de la boca no te permite apreciar como debe ser un destilado como el tequila.

“El caballito te bloquea la percepción aromática, una parte sensacional de tomar bebidas y alimentos”, sentenció Garza.

Recuerda que nuestros sentidos nos hacen apreciar los alimentos y bebidas de forma diferente.

#3 Nada de tequila y limón

Ya sé que se están infartando con estas declaraciones, pues cómo podría ser posible separar al tequila de sus compadres el limón y la sal, bueno pues esto tiene que ver con la forma en que los mexicanos nos acostumbramos a comer y a beber.

Cuando algo no nos gusta del todo, le echamos limón, como a la sopa, a las verduras y hasta al refresco. Desde chiquitos nos acostumbramos a eso.

“Cuando le echamos a algo limón es porque en el fondo no disfrutamos su sabor, entonces si no te encanta el sabor del tequila, lo disimulas un poco con el limón y la sal”, así lo dijo el maestro sommelier.

También dijo que de alguna forma añadirle limón y sal oculta sabores y también oculta los defectos de los tequilas comerciales, “está bien tomarlo de esta forma si te gusta, pero si la bebida es de mejor calidad, no hay nada que esconder y se puede apreciar todos sus sabores tal y como son”, declaró Garza.

#4 No siempre se toma frío

Hay muchas marcas de tequila que promocionan tomarlo sacado del congelador. Esto básicamente ocurre por la misma razón del limón y la sal: oculta defectos.

Si es un buen tequila no hay necesidad de meterlo a enfriar al congelador, ya que sus sabores deberían ser buenos así solos.

Si hace mucho calor sí es recomendable mantener frío el tequila, de lo contrario puede aumentar su intensidad y ahí sí se volvería casi intomable.

Los expertos recomiendan tomarlo a 20 grados para refrescarnos, pero depende también de su añejamiento, por ejemplo el blanco se recomienda un poco más frío, a unos 16 a 18 grados.

#5 No todos los tequilas se mezclan con refresco

Muchos acostumbramos a tomarnos el tequila en “paloma” la bebida preparada con limón, sal y refresco de toronja, otros prefieren las tradicionales margaritas, pero no todos los tequilas se deben preparar así.

Hay tequilas específicos que sirven para mezclarlos con otras bebidas, pero estos no son hechos 100 % con agave, usan añadidos como azúcares y otros alcoholes y se les conoce como tequilas mixtos y su uso sí es exclusivo para hacer coctelería con ellos.

En cambio si sí tienen un porcentaje total de agave, ni se te ocurra mezclarlos, no hay necesidad pues su calidad es mejor y disfrutarás de un tequila puro.

Recuerda que estas son sólo las recomendaciones de un experto sommelier, si a ti te gusta echarte el tequila sin “golpe avisa”, acompañado con limón, sal y refresco, está bien, en gustos se rompen géneros.

No te pierdas la sección especial de Recetario Informe21


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *