Malas noticias para Trump y su obsesión por el golf

Malas noticias para Trump y su obsesión por el golf

Malas noticias para Trump y su obsesión por el golf

 

partido demócrata busca poner fin a que el presidente promocione sus clubes privados con cada viaje que realiza para jugar golf. 

El representante demócrata por el estado de California, Ted Lieu, presentó formalmente un proyecto de ley en el Congreso. Este requeriría a Trump reembolsar al gobierno por los fondos que usa cada vez que viaja a sus propias propiedades, como Mar-a-Lago y el Trump National Golf Club en Bedminster en Nueva Jersey.

El proyecto de ley explica que el uso recurrente e indebido de recursos por parte del presidente termina siendo una carga muy alta para los contribuyentes estadounidenses, mientras que el primer mandatario se beneficia por la publicidad que reciben estos lugares con cada uno de sus viajes.

“Es inaceptable que el presidente mantenga un interés constante en viajar a las propiedades en las que tiene un interés financiero directo, ya que el gobierno de Estados Unidos es responsable de alquilar dichos espacios” dijo Lieu. “Cada vez que el presidente viaja a Mar-a-Lago, necesariamente promueve sus intereses comerciales privados a través de la publicidad que acarrea sus constantes visitas”.

Es por esto que “el proyecto de ley requiere que Trump reembolse al gobierno por los costos del servicio secreto procedentes de las visitas frecuentes a sus propiedades”.

Desde que Donald Trump asumió la presidencia los costos de sus traslados se han disparado. El Wall Street Journal ha informado de cada visita del presidente a su club de Mar a-lago cuesta a los contribuyentes alrededor de 3.6 millones de dólares.

Los repetidos viajes del presidente en su primeros cien días de gobierno sobrepasan lo que el ex presidente Obama gastaba en todo un año en sus diferentes traslados alrededor del mundo.

Muchos analistas y críticos del presiente le piden, que si realmente quiere “drenar el pantano” como la ha prometido empiece con dejar de derrochar dinero con sus constantes viajes a jugar golf.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *